7 interrogantes que te ayudarán a examinar tu vida y encontrar tu propósito.

Después de la publicación de este post en nuestra cuenta de Instagram, varios de nuestros seguidores en esa red social nos escribieron: ¿cómo es posible que a pesar de haber logrado tantas cosas en mi vida, siento que mi vida no tiene sentido, que está estancada, aburrida y nada de lo que hago me gusta?

A raíz de esa pregunta y de mi propia experiencia personal, te contaré cómo yo le voy dando un rumbo a mi vida y sentido a cada una de mis acciones diarias.

Te reto además, a que empieces este mes con uno o varios propósitos, enfoquémonos, se acabaron las decepciones, se acabó el aburrimiento y el andar sin rumbo. Si no deseas leer todo el artículo, puedes ir directo a las preguntas que te ayudarán a encontrar tu propósito.

¿Sabes qué puede estar pasando? Que no todo lo que tienes y eres es precisamente lo que necesitas.

Es probable que tengas ese trabajo que tanto soñabas, cierto grado de reconocimiento o el dinero suficiente para vivir el resto de tus años. Incluso, según el criterio de mucha gente, quizás te hayas convertido en una persona exitosa. En fin, tienes todo lo que crees que deberías tener, pero aún así, hay momentos en los que te sientes perdido? ¿Lo que haces y tienes no te entusiasma? ¿No eres consciente de dónde estás y hacia dónde quieres ir?

No te preocupes, eso no tiene nada malo, todo lo contrario, esa sensación puede ser el punto de inflexión que necesitas para reflexionar sobre el rumbo de tu vida.

Cuando te sientes estancado, un poco aburrido, confundido y desmotivado con tu vida, sueles pensar que lo que necesitas es cambiar de aires, o que una noche loca lo arreglará todo. Y si conecto con mis amistades del pasado, ¿cambiarán las cosas? Sí, es probable que cambien, pero superficial y transitoriamente.

A menos que ese cambio de aire sea el puntapié para reflexionar, no habrá servido de mucho porque las raíces de tu aburrimiento brotan de tu interior. Y tu interior va contigo a donde quiera que vayas. Si realmente quieres hacer un cambio profundo en tu vida, necesitas cambiar tu forma de verla y vivirla. Y para ello, debes hacer ese viaje interno que tanto te cuesta, no dinero, pero si mucho tiempo, conciencia, aceptación y autocrítica.

Descubre tu propósito

Stephen R. Covey en su libro Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, afirma que es necesario tener un fin en mente para poder darle sentido a tu vida.

Ir a la universidad, graduarse con buenas calificaciones, hacer uno, dos, tres másteres, luego el doctorado, trabajar para una buena empresa, tener tu casa, casarte, traer hijos a este mundo, seguir trabajando, retirarte … y morir, puede ser la definición de éxito para muchas personas. Pero y para ti ¿encaja eso con lo que realmente quieres para tu vida?

Es importante que tengas claro qué quieres lograr en tu vida, cuáles son tus prioridades, qué te motiva, dónde estás y hacia dónde deseas ir. ¿Para qué? Para asegurarte que cada paso que das hoy, están dados en la dirección correcta. Que estás enfocando tu energía en lo verdaderamente importante.

Asimismo, tu propósito o propósitos puede (n) variar con el tiempo, precisamente porque con el tiempo varían tus intereses. Con tu evolución personal, también cambian tus valores, principios y prioridades, lo que incide en tu forma de observar el mundo y por lo tanto en tu propósito. Pero en todo momento, el hecho de encontrar un propósito, de tener un fin en mente e ir tras ello provoca una sensación inmenso bienestar y felicidad.

Los días más importantes de tu vida es el día que naces y el día en que descubres por qué.

Mark Twain

Cómo descubrir tu propósito, cómo lograr tener una visión de lo que realmente quieres

Lo primero es aprender a comprenderte, comunicar y conectar contigo mismo. Parece un cliché pero esta es la base de todo. Necesitas ser consciente de quién eres, cómo te sientes, por qué lo sientes, si tienen o no tus acciones algún significado .

Es importante apagar el piloto automático, salirte por un momento del ajetreo diario y tomarte un tiempo para reflexionar y cuestionarte.

Encuentra, toca la fibra de tus sentimientos, emociones, hábitos y acciones, todo ello tiene un por qué. ¿No te parece?

*Ahora te invito a tomarte unos minutos para reflexionar profundamente.

7 interrogantes que te ayudarán a examinar tu vida y encontrar tu propósito:

1. ¿Qué valores y actitudes admiras y deseas que formen parte de tu manera de ser y por qué?

2. ¿Qué tipo de persona deseas ser? ¿Qué clase de hija (o), madre o padre, esposa (o), amiga (o), compañera (o) de trabajo?

3. ¿Qué puedes hacer para mejorar la versión actual de ti? ¿por qué deseas mejorarla?

4. Mira a la gente que te rodea. ¿Qué aportaciones y logros quieres que ellos recuerden? ¿Cómo te gustaría haber influido en sus vidas?

5. ¿Qué sueños tienes? ¿Qué te motiva a alcanzarlos? ¿Están influenciados por la opinión pública, de tu familia o amigos?

6. ¿Qué es para ti lo más importante en esta vida? ¿Cuánto tiempo le dedicas?

7. ¿Qué harías si sólo te quedasen 3 años de vida?

Estas preguntas son muy efectivas porque evitan que te pierdas en el ajetreo de la vida. Te invitan a enfocarte en ti, a escucharte y a encontrar tu propia definición de éxito. Ya te advierto, no necesariamente todo eso que has logrado hasta hoy o pretendes lograr, formará parte de tu definición. Así que no te asustes si después de este ejercicio cambian tus prioridades y tu percepción.

*Una vez que respondas todas estas cuestiones, te preguntarás:

¿Qué pasos doy para cumplir mi propósito, para darle sentido a mi vida?

Bien, te cuento:

1. Querer

Lo primero y principal es tener la intención de enfocarte y dirigirte hacia eso que realmente es importante para ti. Eso que tiene sentido y te llena el alma. Debes estar dispuesto a serle fiel a tus principios, valores y motivación… Teniendo como referencia las respuestas que has dado a las 7 interrogantes formuladas anteriormente.

2. Saber cómo

Una vez que eres consciente de a dónde quieres ir. Tienes que crear el mapa ¿cierto? Entonces, diseña y planifica al detalle cada una de las acciones y mini acciones que debes ir ejecutando día tras día para llegar a donde deseas. Esta es una buena forma de asegurarte que cada paso que das, están dados en la dirección correcta.

Por favor, dales un orden cronológico a cada una de las acciones para que no te pierdas. Paso a paso, primero lo primero. Conecta e identifícate con ese plan y no te preocupes si amerita modificaciones durante el camino.

3. Actuar

Ejecuta cada día una acción o un pedacito de esa acción que te acerca aún más a tu propósito. Recuerda que una transformación profunda no se logra de la noche a la mañana, y a veces, resulta hasta incómodo. Se necesita constancia, esfuerzo y compromiso.

Consejillo extra

Si quieres dejar de ser un barco a la deriva, toma las riendas de tu vida, escribe tu propio guión, escribe tu propia historia. Y haz que encaje con tus valores, principios y necesidades más profundas, porque esa será la brújula que guíe tu actuar.

Sé coherente y enfócate en lo realmente importante. Cuando logres eso, verás con que serenidad y equilibrio empiezas a VIVIR.

Afirmación

Ahora sé que quiero hacer, quien quiero ser y a donde quiero ir, el secreto de una vida con sentido es la respuesta.

Esperamos que el artículo haya sido de tu agrado y pueda influir de forma positiva en tu vida.Un abrazo inmenso y hasta el próximo post. 😘


También te pueden interesar:

Un comentario sobre “7 interrogantes que te ayudarán a examinar tu vida y encontrar tu propósito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s