Afirmaciones

En esta sección estarán disponibles todas las afirmaciones que se encuentran al final de cada artículo.

Las afirmaciones positivas son muy importantes. Y aunque por sí solas no pueden causar efectos en tu vida (influyen otros factores), si es cierto que son el reflejo de la manera en la que decides dialogar contigo mismo.

Las afirmaciones…

Son declaraciones que te haces con el objetivo de mantener la motivación y la confianza en ti y en la vida. Son una buena forma de recordarte que eres fuerte, capaz, que sí puedes y eres merecedor de todas las bendiciones que llegan y están por llegar a tu vida.

Puedes emplear las afirmaciones positivas día tras día y en todas las esferas de tu vida: salud, familia, profesión, dinero…

Las afirmaciones positivas te pueden ayudar a reprogramar tu mente y desvanecer los pensamientos negativos, lo que te permite fomentar un estado de ánimo positivo.

Ni tu ni tu cerebro son tontos:

Investigaciones médicas han demostrado que tu cerebro no puede distinguir entre lo que es real y lo que no. Y esto es una ventaja que puedes aprovechar, peeero, ante cualquier duda acerca de lo que te dices, tu cerebro no hará cambios.

Por ejemplo mientras te dices: “Yo puedo con todo lo que me propongo”, si tú no lo crees, tu cerebro automáticamente comentará lo contrario o hará una burla😁

Por eso, las afirmaciones positivas traerán cambios a tu vida siempre y cuando creas fielmente en cada una de las palabras que te dices. Tienes que estar convencido, tienes que confiar en ti, en tu potencial y capacidad para lograr tus objetivos, para sacar adelante tus sueños y proyectos a pesar de que las circunstancias no sean muy prometedoras.

¿Cómo redactar tus propias afirmaciones positivas?

1. Escríbelas en primera persona y en tiempo presente.

Deben estar formuladas como si fueran un hecho. Lo ideal es que empiecen con palabras como: SOY, ESTOY, ELIJO, TENGO…

2. Redáctalas de forma afirmativa. Es decir, no emplees la palabra NO o vocablos NEGATIVOS.

Si te dices: “no quiero tener más deudas”, te estás enfocando en lo que no quieres. Además, deuda es una palabra negativa y por lo tanto tendrás más de eso. Por ende, mejor sería decir: “el dinero fluye en mi vida”.

3. Debes creer en lo que te dices.

La afirmación tiene que tener un efecto emocional en ti. Debe haber una conexión pensamiento – sentimiento. Y eso lo sabes cuando al declararla te sientes feliz, emocionado, como si todo ello ya lo tuvieras en tu vida.

Aquí te dejo las afirmaciones que hemos ido generando en cada uno de los artículos de este blog.

1. Doy la bienvenida a un nuevo comienzo, abro mi mente a la motivación, la plenitud y la abundancia.

2. Elijo liberarme de todos mis miedos, fluyo por la vida con los cambios, veo el futuro y lo desconocido con alegría y optimismo.

3. Decreto paz en mi mente y armonía en mi vida.

4. Elijo tener el poder sobre mi vida. Tengo la capacidad de superar y trascender mis circunstancias y me permito que todas las cosas maravillosas fluyan a mí.

5. Tengo el poder para crear la vida que merezco.

6. Ahora sé que quiero hacer, quien quiero ser y a dónde quiero ir, el secreto de una vida con sentido es la respuesta.